Aitor García de Vicuña (Vitoria, 1970) tuvo que oir en algún momento de su vida “que no llegaría a ningún sitio”. Pero, evidentemente, no ha sido así y su nombre se ha hecho un hueco -grande- en el sector del mobiliario para oficinas en este país.

Diseñador industrial, extrovertido,  perfeccionista, consciente de la importancia del medio ambiente y de que el futuro hay que trabajárselo, García de Vicuña fundó su propio estudio (Estudio AGV) en 2003, después de haber trabajado en diversas oficinas técnicas y estudios de ingeniería.

(*) Entrevista realizada por Interiores Minimalistas, 09/10/12 – En “20 preguntas sobre Aitor García de Vicuña”.